Tu plataforma de Equity Crowdfunding Profesional en España. La inversión al alcance de todos

Está surgiendo un nuevo ecosistema financiero en el mundo donde deben convivir entidades financieras tradicionales, empresas fintech y nuevos actores procedentes de otros sectores económicos.

La palabra fintech surge de un acrónimo entre las palabras finance y technology.  El concepto agrupa a un gran número de empresas que ofrecen productos tradicionales de la banca convencional pero utilizando Internet como canal de distribución.

Las fintech tienen una importante base tecnológica y permiten, mediante la utilización de esta tecnología, poner a disposición de los clientes servicios financieros de forma más accesible y sencilla. De la gran cantidad de productos y servicios que ofrecen las fintech cuatro son actualmente los más significativos, Pagos y Transacciones, Gestión de Finanzas Personales, Consultoría y Comercialización de Inversiones y Plataformas de Financiación Alternativa entre inversores y empresas (Equity Crowdfunding, Crowdlending, …).

Las Entidades Financieras tradicionales creen que el fenómeno fintech podría poner en riesgo el 23% de su negocio actual en los próximos cinco años.

Esta pérdida afectaría inicialmente a la banca retail, los medios de pago y los servicios de gestión de activos y patrimonio y es mucho más significativa la previsible presión a la baja en los márgenes y la rentabilidad del negocio.

Con los tipos de interés reducidos y el exceso de liquidez, la situación puede tener un impacto muy importante para muchas entidades financieras que aún no se han repuesto totalmente de la última crisis económica.

En 2020 más del 60% de los clientes del sector financiero tradicional accederá a servicios a través de aplicaciones móviles, al menos una vez al mes.

La relación cliente-entidad financiera se ha basado tradicionalmente en la oficina bancaria como canal de comunicación y en los empleados como asesores personales de los clientes. La penetración actual de los dispositivos móviles y el desarrollo de aplicaciones financieras relacionadas está suponiendo la aparición de un nuevo canal de comunicación, sencillo, inmediato y con posibilidad de uso 24 horas.  ¿Cómo va a afectar esto al canal tradicional? ¿Sobran oficinas bancarias? ¿Tiene sentido mantener los niveles actuales de plantillas? ¿Debe reorientarse el enfoque de los empleados a labores de mayor valor añadido?  La respuesta a estas preguntas supondrá en muchos casos replantear totalmente la estrategia de muchas entidades financieras.

Solo el 32% de las entidades financieras encuestadas tenía en el año 2016 algún tipo de acuerdo con fintech y un 25% reconoce no tener relación alguna.

El desarrollo actual de las fintech es percibido por las entidades financieras tradicionales como una amenaza a su negocio. Pero ¿por qué no convertir esta amenaza en una oportunidad para transformarse y diferenciarse? Este tipo de empresa puede aportar oportunidades estratégicas y mejoras a las entidades financieras tradicionales en temas de eficiencia.

La falta de innovación, mal endémico del sector financiero (generalmente los cambios tecnológicos han sido en muchos casos puramente cosméticos) está siendo sustituida por procesos de reingeniería, la falta real de competencia, que derivaba en una atención insatisfactoria al cliente ha pasado a la historia y el cliente está situándose por fin en el centro del negocio. Las entidades están realizando esfuerzos importantes para segmentar adecuadamente a sus clientes con el fin de que cada uno se sienta “especial” lo que traerá como consecuencia su fidelización y la generación de un mayor valor añadido.

Estamos pues ante la aparición de un nuevo ecosistema financiero, en el que deben coexistir entidades financieras tradicionales, las nuevas fintech e incluso actores procedentes de otros sectores (Amazon, Google, Facebook, …).  La posición que ocupe finalmente cada uno de los participantes estará en relación directa con el acierto de la estrategia adoptada.

En este nuevo contexto cual es la posición de la Financiación Alternativa o Crowdfunding. El informe de KPMG y la Universidad de Cambridge  nos proporciona algunos datos al respecto :

  • El volumen total del mercado online de financiación alternativa en Europa ascendió en 2015 (última cifra publicada) a 5.431 MM. €, un 92% más que el año anterior.
  • El 80% del total del mercado corresponde al Reino Unido, quien posee también el 40% del total de plataformas.
  • Si exceptuamos al Reino Unido, en el resto de Europa los modelos de financiación alternativa predominantes fueron el Peer-to-Peer Consumer Lending (volumen mercado 366 M€), el Peer-to-Peer Business Lending (212 M€) y el Equity Crowdfunding (159 M.€).
  • España aparece en posiciones retrasadas en todos los segmentos excepto en Donation Crowdfunding y en Real Estate, pero muy alejada de las cifras globales del resto de países. El importe total de la inversión financiada por Crowdfunding en 2015 ascendió a 50 M.€, muy lejos del líder en Europa Continental, Francia, cuya inversión ascendió a 319 MM.

Como conclusión podemos decir que en el nuevo ecosistema financiero que se está desarrollando, la financiación alternativa debería adquirir cada vez mayor importancia, consolidándose como una opción válida tanto a nivel de particulares como de empresas.

En España el mercado está aún en una fase muy inicial con unas cifras de negocio muy reducidas. Si bien los crecimientos anuales son elevados, la significativa bancarización del sistema financiero español, la necesidad de establecer una legislación acorde al resto de países de nuestro entorno y por qué no decirlo, la menor educación financiera de la población, actúan como frenos al desarrollo de la financiación alternativa en nuestro país. Sin embargo las cifras provisionales que se van conociendo del año 2016 nos hace ser bastante optimistas, con undesarrollo del Equity Crowdfunding y del Crowdlending que entendemos empezará a considerarse para muchas compañías como una alternativa de financiación plenamente viable.

En este proceso de crecimiento y consolidación de la financiación alternativa en España, Fellow Funders quiere tener un papel importante.  Para ello deberemos saber trasmitir al mercado, de forma adecuada, cuales son nuestros factores diferenciales y cuál es el valor añadido que proporcionamos tanto a las empresas como a los inversores.  Estos son nuestros retos.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *