Tu plataforma de Equity Crowdfunding Profesional en España. La inversión al alcance de todos

Draghi y la descorrelación de la inversión alternativa.

El pasado jueves el Banco Central Europeo (BCE) con Mario Draghi a la cabeza, bajó las previsiones de crecimiento para la zona Euro en seis décimas hasta el 1,1% en 2019 y el 1.6% en 2020, anunciando que la esperada normalización de la política monetaria (subidas de las tasas de interés en línea con la inflación) tardará en materializarse al menos hasta 2019.

En cuanto a los activos tradicionales más importantes (Renta Variable Europea, Renta Fija, FX) el impacto en los mercados no se hizo esperar. Después de un prometedor arranque de año, la semana pasada tanto los mercados de acciones en Europa como el Euro sufrieron importantes retrocesos, incrementando significativamente los niveles de volatilidad en el mercado.

Este es el caso del sector bancario en cual, durante los últimos meses se ha visto duramente castigado, dado que convive mejor con tipos al alza, y algunos sectores relacionados con el consumo dadas las peores expectativas de crecimiento en Europa.

En resumidas cuentas, el comportamiento de algunos mercados de capitales ‘tradicionales’ en Europa nos trae a la memoria los episodios vividos el pasado año en el que el único activo de inversión ‘tradicional’ con rentabilidad positiva fue el Dollar estadounidense y en los que la volatilidad, medida por el índice VIX, alcanzó cotas no vistas desde el 2015.

Esta introducción agorera de los mercados ‘tradicionales’ nos da pie a hablar de la inversión en mercados no cotizados o privados, también conocida por ‘inversión alternativa’, como pueden ser los activos reales (Real Estate, Infraestructuras, Energía), Capital Privado (más conocido como Capital Riesgo o Private Equity) o Inversión en Directo (directamente en compañías no cotizadas).

La característica principal de estos activos es que la inversión (y sus retornos) se materializan a medio/largo plazo y que el hecho de no cotizar en los mercados los hace más ilíquidos, todo ello resultando en un bajo nivel de correlación con los activos ‘tradicionales’. 

Diferentes estudios llevados a cabo concluyen que para patrimonios financieros, una exposición a ‘activos no cotizados’ de entre el 10% al 15% de las carteras optimiza significativamente la diversificación de las mismas. 

El equity crowdfunding facilita el acceso a la inversión directa.

En cuanto a la rentabilidad de la inversiones en productos de inversión alternativa frente a los tradicionales, existe una amplia y variada literatura.

Aunque las generalizaciones en el mundo de la inversión no son aconsejables dados los distintos retornos de los activos incluidos en cada categoría, si podemos afirmar que dada su mayor prima de riesgo (fundamentalmente dado por la menor liquidez de las inversiones) los activos alternativos han sido por lo general más rentables, especialmente en períodos de mayor estrés económico.

Durante los últimos años, el acceso a estos activos por parte de los inversores ha mejorado de forma notable. Las plataformas de Equity Crowdfunding, como Fellow Funders, han facilitado al inversor minorista el acceso a la inversión directa en empresas y start-ups, con volúmenes de inversión poco exigentes y un tratamiento fiscal favorable. Asimismo, la mayor cantidad de fondos de capital privado de variadas características ha permitido al inversor mayorista e institucional invertir en carteras diversificadas de empresas en crecimiento.

Por último, la fuerte implantación de las SOCIMI en nuestro país ha permitido al inversor participar en el sector inmobiliario a través de estructuras fiscalmente eficientes y con atractivos niveles de rentabilidad.

Para mitigar los riesgos de los mercados de capitales, la diversificación es clave.

Para concluir, diremos que lo vivido en los mercados de capitales tras los últimos anuncios del BCE, nos recuerda que en un período de crecimiento a la baja y con poco margen de expansión en la política monetaria, los impactos en los activos financieros pueden ser dispares y difíciles de predecir, lo cual añade volatilidad en los mercados.

Para mitigar parte de estos riesgos, se hace necesario una diversificación óptima de las carteras en las que la exposición a activos tradicionales, más volátiles, vaya acompañada de una justa proporción de activos a más largo plazo como son los privados, o ‘inversión alternativa’.

Mariano Colmenar
CEO de PMS Advisory
LinkedIN

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *