Tu plataforma de Equity Crowdfunding Profesional en España. La inversión al alcance de todos

Visiones De Moda

Según la RAE, la moda se define como el “gusto colectivo y cambiante en lo relativo a prendas de vestir y complementos”. Así como una moda, es todo aquello que “en un momento determinado goza de destacada aceptación”.

Vestidos La Mas Mona

A pesar de ser un sector donde la rotación de productos es relativamente alta, aunque nada comparado con el sector HORECA, y un gusto del consumidor en constante evolución, la industria de la moda sigue más viva que nunca. Formando parte de aquellas industrias con una larga tradición e historia, pero que sin embargo están encontrando, sin demasiada dificultad, sus propios métodos de renovación y adaptación natural a los nuevos tiempos.

Miremos Hacia Delante

Hablamos de productos personalizados para cada uno de sus clientes, el uso de la impresión 3D, materias primas con un mínimo impacto medioambiental, o el renting de la ropa en lugar de su compra, entre otros.

Tendencias basadas en los gustos y necesidades actuales de un cliente que se ha vuelto mucho más exigente y crítico de lo que nunca antes lo había sido. Donde los nuevos estándares morales que podemos palpar en la mayoría de sociedades occidentales, van a influir significativamente en la decisión de compra.

Al igual que pasa con esa famosa frase acerca de nuestra dieta: somos lo que comemos. El resto de industrias no se libran, y más, aquellas que se basan en gustos estéticos y estímulos visuales como lo es la moda: somos lo que consumimos.

Si el consumidor medio es ahora mucho más consciente del problema que supone para todos el cambio climático, a la hora de adquirir productos y servicios, si puede hacerlo con aquellos que sigan sus mismas preocupaciones, lo hará sin pensárselo dos veces.

Compartiendo y Colaborando

Hasta el propio acto de cómo consumimos estos bienes está viviendo su propia transformación. A estas alturas no existe ninguna duda de que estamos en plena era del compartir, o de la denominada como economía colaborativa. Desde el carsharing hasta el coworking. Queremos colaborar con los demás y nuestro planeta, pero también necesitamos compartir nuestros recursos en favor de una mayor sostenibilidad.

Modelos de negocio que han nacido al amparo de unos mercados financieros en crisis (2008), y de una creciente elevación en los estándares morales o líneas rojas del cliente. Con lo que sólo ha sido una simple cuestión de tiempo, tener en a nuestro alcance diez años más tarde, todo tipo de productos y servicios de forma inmediata y a un coste significativamente inferior. Desde vehículos de todas las formas y tamaños, a residencias temporales.

Productos que no sólo ahora son accesibles a un mayor número de personas por su modelo de alquilar y compartir, por ende, a un precio inferior del habitual, sino que también este modelo contribuye a la sostenibilidad del planeta. Donde los productos de usar y tirar están en el punto de mira a lo largo de todos los sectores productivos de nuestra economía.

Productos que, en muchas ocasiones, como lo es en el caso de la moda, y más, aquella enfocada a los eventos como bodas, suponen un alto desembolso inicial para apenas utilizarlo en una o dos ocasiones.

Es ahí donde residen grandes ideas como el proyecto de La Más Mona. Una de las marcas más reconocidas en nuestro país centrada en el alquiler de vestidos y complementos para este tipo de eventos, y por un precio de hasta una tercera parte del original. Incrementando la accesibilidad del producto a un mayor número de personas, así como el contribuir a la sostenibilidad del mundo.

Tienda La Mas Mona

A través de su tienda online, podemos consultar e incluso resevar cualqueir vestido y complemeto dentro de su colección, y probárnoslo sin compromiso en una de sus tiendas físicas.

El consumidor lo estaba pidiendo a gritos, y demostrado queda, que algunos han sabido escucharles.

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *