Leyendas del Crowdfunding: ‘BrewDog: El embrujo de la cerveza artesanal’

Esta semana se cumplen cinco meses desde que la cervecera artesanal Dougall’s hiciera una de las rondas de capital vía crowfunding más relevantes en España a través de la plataforma Fellow Funders; 1,25 MM de euros en tan sólo 6 horas.

Esta compañía, fundada por Andrew Dougall y Kike Cacidedo , con su fábrica ubicada en Liérganes (Cantabria) comenzó a rodar en 2006 cuando España era un auténtico desierto cervecero y desde 2012 ha venido experimentando crecimientos medios anuales del 35% en producción hasta llegar a los 350.000 litros en 2018.

Gracias a la inyección de capital, en la que Dougall’s dio entrada a sus clientes más fieles, la empresa aumentará su capacidad instalada llegando a una producción de hasta 1 millón de litros. Además, parte de los fondos se destinarán a la construcción de un espacio de restauración en un entorno rodeado de naturaleza en el que podrá acoger a sus clientes y al público en general

Escarbando en los anales del Equity Crowdfunding, identificamos un caso que, salvando las distancias en cuanto a tamaño, podría invitar a soñar a los seguidores y accionistas de Dougall’s. Y es que allá por el año 2007, dos jóvenes escoceses comenzaron a producir cerveza en un antiguo edificio situado en Fraserburgh. Rellenando botellas a mano y vendiendo en mercados locales con su antigua furgoneta, fueron abriéndose camino, buscando que cada consumidor se interesase tanto por la cerveza artesana como lo hacían ellos.

Un año después, consiguieron saltar a la fama con BrewDog, la cerveza de graduación más alta en el Reino Unido, convirtiéndose en tan solo 2 años en la segunda cervecera independiente del país, iniciando exportaciones a Japón, América y Suecia. De hecho, en 2009 su cerveza artesana, Punk IPA, se coronaba como la IPA más vendida en Escandinavia.

A partir de ese momento, la compañía decide financiar su crecimiento a través de Equity Crowdfunding con seis rondas denominadas “Equity for Punks” entre los años 2009 y 2019 en los que nada menos que 123.777 inversores aportaron capital por valor de 74 millones de Libras Esterlinas, marcando el record de todos los tiempos en este tipo de financiación.

Todos estos hitos se verían refrendados a través de la entrada en la compañía del fondo TSG Consumer Partners, el cual adquirió el 22% de BrewDog por 217 MM de libras, atribuyendo a la compañía una valoración implícita de 986 MM de libras. En poco más de 10 años, BrewDog ha pasado de 2 a 1247 empleados, con una facturación de 172 MM de libras en 2018, siendo toda una referencia en las redes sociales y una de las marcas con mayor proyección en el Reino Unido.

Aunque ‘las comparaciones puedan ser odiosas’, son casos como el de Brew Dogs y, en menor escala Dougall’s, los que como inversores y seguidores de una marca nos reafirman sobre las bondades del Crowdfunding como impulsor de proyectos empresariales generadores de valor.

Mariano Colmenar
Equipo Fellow Funders


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba