Danielle D´Agostaro, partner principal en WV Ventures: “Ser una de las pocas mujeres en este sector me permite ser una aliada para las otras mujeres»

En Fellow Funders estamos comprometidos con un mundo emprendedor más accesible para ellos y para ellas. El ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) #5 «Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas» también afecta al sector del emprendimiento femenino. Por ello, recientemente hemos conversado con algunas de las mujeres del mundo de la inversión y el emprendimiento. Si el mes pasado entrevistamos a la gerente de Althaia, Mayte Pardo, esta vez hemos realizado un cambio de enfoque. Nuestra entrevistada está en el otro lado de la relación inversor-emprendedor, el de las empresas de capital riesgo, y también al otro lado del Atlántico, concretamente en San Francisco (Estados Unidos). Se llama Danielle D´Agostaro y es partner principal del fondo WV Ventures

¿Por qué decidiste entrar en el sector de la financiación? 

No es una decisión que haya tomado conscientemente. Cuando decidí unirme a Alchemist Accelerator hace más de 7 años, me contrataron como Program Manager. A lo largo de los años, he asumido más responsabilidades dentro de la empresa. Eso ha significado realizar cientos de entrevistas a startups en las queríamos invertir y que se unirían a la aceleradora. Después de cuatro me convertí en Managing Partner, y durante ese tiempo he invertido en más de 400 empresas.

Según el estudio Women in VC, solo un 5 % de los fondos de inversión en EE. UU. tiene a una mujer en su equipo. ¿Cuáles crees que son las razones principales de este porcentaje tan bajo? 

Las razones principales son las mismas que la falta de diversidad de género en los comités de dirección de las grandes compañías. A lo largo de la historia ha habido preferencias en el mundo del capital riesgo, ya que suele ser una industria con más hombres. A medida que las mujeres se han abierto paso en este mundo, se ha generado un debate sobre por qué existe una disparidad, lo que ha llevado a tener una mayor conciencia y a tomar medidas para rectificarla.  

¿Tienes la sensación de que trabajas en un mundo de hombres? ¿te incomoda? 

No soy consciente de que trabajo en un «mundo de hombres», pero si me detuviera a pensarlo un poco, evidentemente hay más hombres que mujeres en esta industria. No me incomoda la situación. Además, dado que soy una de las pocas mujeres en este sector, esto me permite destacar y ser una aliada para otras mujeres que buscan hacerse un espacio. 

Según PitchBook, menos del 3 % de todo el capital riesgo en EE. UU. ha sido destinado a startups lideradas por mujeres. ¿A qué crees que se debe esto? 

Se dice que los inversores financian a quienes se parecen a ellos. Si ese es el caso, entonces en un sector que haya más hombres que mujeres, se destinarían menos fondos a las empresas dirigidas por estas últimas. Esto cambiará a medida que tengamos más mujeres en la industria.  

Tienes una larga experiencia en el mundo de la financiación. ¿Cuáles crees que son los sectores en los que es menos probable que una mujer obtenga financiación? ¿Cuáles son los sectores más equilibrados? 

Gran pregunta. Mi experiencia se desarrolla en el mundo de la tecnología empresarial, que ha sido dirigida principalmente por hombres. A lo largo de los últimos años he visto una concentración más alta de compañías dirigidas por mujeres en lo que respecta a la tecnología para la salud, tecnología para los recursos humanos o tecnología sofisticada. Creo que esto se debe a que, históricamente, esos campos han tenido un mayor número de mujeres en los puestos de poder.

A la hora de decidir si financiar un proyecto o no, ¿se priorizan los números o la propuesta del CEO? 

La mayoría de los inversores en fases más iniciales coinciden en que la decisión se basa principalmente en el equipo y la visión que tengan. Es difícil dejar los números de lado, ya que la mayoría no tendrá muchos argumentos probatorios.  

¿Encuentras grandes diferencias en las propuestas de los CEO dependiendo de su género? 

No, he visto propuestas tanto buenas como malas en los dos géneros. Y esto es gracias al círculo de cada empresario. Si te rodeas de personas honestas a la hora de dar consejos, te aseguras de mejorar en tus áreas más débiles y así tener respuestas a las preguntas que son realmente importantes. 

En tu opinión, ¿qué cualidades debe de tener un CEO?

Deben ser apasionados y saber resolver los problemas que se les presenten. Es más, tienen que dejar de lado ciertas sutilezas e ir directos al grano. También deben ser conscientes de que hay cosas que no saben, y así rodearse de quienes deben para compensarlo.

En un artículo anterior afirmaste que la diversidad en las carteras del capital riesgo ofrece mejores rendimientos. ¿Cuáles son, en tu opinión, las principales ventajas de esta diversidad? 

La principal ventaja está en la gestión de las startups. Estudios han demostrado que los equipos variados consiguen mejores resultados, por lo que las empresas de capital riesgo deberían invertir en diversos equipos.

Según el Índice Mastercard, EE. UU. es el país con más oportunidades para las mujeres emprendedoras. ¿Estás de acuerdo con esta afirmación? 

No estoy de acuerdo. De hecho, he visto más diversidad en equipos fuera de los EE.UU. Estamos detrás de la curva a nivel internacional. 

Las mujeres representan solamente el 35 % del empresariado en los EE. UU. ¿Cuáles crees que son los factores principales que causan esta diferencia alrededor del mundo? 

La percepción social del papel de la mujer en el hogar y el lugar de trabajo son factores sumamente importantes. Las mujeres han comenzado a ganar influencia fuera del hogar a partir de los años 80. No estoy segura de las cifras reales, pero no creo que las mujeres en otras partes del mundo hayan tenido el lujo de quedarse en casa y no trabajar durante tanto tiempo, como ha sido el caso en los Estados Unidos.  

¿Observas una tendencia de igualdad entre hombres y mujeres en el sector de la financiación? ¿Crees que seremos capaces de alcanzar la igualdad a corto o medio plazo? 

Creo que la situación va mejorando, ya que hay más conciencia sobre la diversidad. Sin embargo, no creo que se esté invirtiendo en la misma cantidad de empresas dirigidas por mujeres que en las dirigidas por hombres. Es algo en lo que todavía debemos trabajar hasta que las empresas dirigidas por las mujeres pasen a engrosar las filas.

Recientemente hemos visto un cambio en la presidencia de Estados Unidos con la llegada de Joe Biden a la Casa Blanca. ¿Crees que supondrá un cambio en la igualdad de género a la hora de acceder a una financiación? En caso afirmativo, ¿crees que habrá ventajas o desventajas? 

No estoy segura de que la nueva administración tenga un impacto en el acceso a la financiación para las mujeres, pero espero que anime a más mujeres a crear empresas y a aspirar a puestos de mayor responsabilidad. Ello hará que más empresas de capital riesgo tomen conciencia, lo que debería conducir a más inversiones en empresas dirigidas por mujeres.  

Artículos relacionados

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba