TIR (Tasa Interna de Retorno)

Es la tasa de interés que genera un proyecto y se encarga de medir la rentabilidad de una inversión. Expresa el porcentaje de beneficio o pérdida que tendrá. Es una de las principales ratios para evaluar una inversión y debe ser superior al coste de capital para que el proyecto sea invertible. En su cálculo se parte de la hipótesis de que los fondos generados a lo largo del proyecto se pueden reinvertir a la misma tasa.